tarjetas

Posted in Shéneral on 8 febrero, 2016 by nene

image

Eructo. Me río.
Me rasco la panza.
Miro la tele. Me dejo llevar.
Hay momentos en la vida
Que están hechos de silencios,
De muchas mierdas que esconder
De muchos miedos por curar.
Me inclino. Me sirvo una mentita.
Me saco las mentiras de los dedos.
Vuelvo a rascarme,
Me sirvo otro trago
y vuelvo a eructar.
Los programas de la tele
Están hechos por idiotas,
Con idiotas,
Para idiotas,
Pero ya te digo, macho:
Prefiero esto. Ver un programa
Para idiotas. Volver a nacer.
Dejarme llevar.
Estos momentos
Sí que son inolvidables,
Estos momentos sí que
No tienen precio.
Para lo demás existen las tarjetas
Doradas o plateadas.
La visa.
O quizás la mastercard.

Brel

Posted in El mismo verso, Lo siento, Otras cosas with tags , , on 26 diciembre, 2015 by nene

espacio-vacio

quisiera sacudir de mi cabeza
el recuerdo de cierta muchacha
que ya no me nombra.
quisiera al menos
haber podido ser su sombra,
la de su mano, la de su gato,
la sombra de su sombra,
la de Jacques Brel,
la que, desesperado, pidió ser
en la canción de esa muchacha
que ya no lo nombraba.
quisiera otro lugar, otro momento
y el tiempo deslizándose lento,
casi quieto.

y su perdón.

quisiera verla, alguna vez
en el instante mismo
en que vuelvo de mis sueños.

pero no.

entonces quiero sacudir de mi cabeza
el recuerdo de esa muchacha
que ya no me nombra.
si ya no puedo ser su sombra
ni la sombra de Jacques Brel,

quisiera entonces olvidar.

manual de autoayuda

Posted in Shéneral on 7 noviembre, 2015 by nene

10689835_332815906902408_3769246210471645955_n

 

abrir
el agua fría de la ducha.
igual,
chequear el termotanque,
controlar el gas.
bañarme,
tomar un par de mates
empezar el día
después de haber dormido
treinta minutos o menos.
o más.
todas estas acciones, tan pequeñas,
ponen un mínimo de paz
y de cordura
a aquellas las otras cosas
que no soy
o que no haré
porque lo que ya no sirve
lo voy dejando a un lado.
porque, a medida que avanzo,
lo que me ata
va quedando atrás.

Tarea para la casa

Posted in Shéneral on 6 noviembre, 2015 by nene

image

No, a mí no me gustan los autos del Dakkar, ni sacarle fotos al morfi o al café cuando salgo a comer afuera. No me gustan los programas de televisión. No me gusta la televisión. No me gusta el televisor, ese adefesio cuadrado o rectangular que escupe posibles pasajes al escapismo más idiota. No me gustan las más de las películas que han merecido un Oscar. No puedo ni mirar esas superproducciones, big tanks que no muestran nada nuevo y son repetición de la repetición. No me gusta mirar culos por la tele, en la pileta o en el río esas extrañas veces que salgo de mi casa y me acuerdo de que existe el sol. No me gusta. Aún cuando mirar culos y tetas por la tele, en la pileta o en el río es el deporte más practicado del verano 2015. No me gustan las canciones que se cantan, ni la estación de radio FM Pedorcha Hits. No me gusta la música electrónica, ni el drone, ni el techno, ni nada que se parezca o que me haga acordar a David Cajetta o a Tieso. Empiezo a odiar a Norman Cook (a.k.a Fatboy Slim), aún cuando marcó la última etapa de mi adolescencia. No puedo soportar a los nuevos músicos de rock. Soy un no-músico de rock. No puedo soportarme. No puedo soportarlos. No entiendo ni a Paez ni a Sabina, histéricos del orto que no saben lo que quieren; no me gusta la gansada de Ricardo Jarana, Babel Pintos ni Garchano Pereyra. No me gusta la música que quieren que me trague a lo pavote, por la fuerza y no por gusto. No puedo. No puedo escuchar nombrar los restaurantes de moda, sucuchos de la mierda en donde te sirven un salmón del mes pasado con pimienta negra y pagás o pagás lo que te piden. No quiero oír hablar de varietales a imbéciles que jamás sabrán distinguir un syrah de un pinot noir. No quiero que me digan qué mierda es el bouquet pendejos culo sucio que recién comienzan a beber como es debido. Ya comienzo también a odiar el vino. 
No quiero saber nada con saber de nada. No quiero ser esto que soy. Quiero no pensar en nada. No quiero conocer lo que conozco. Desearía no haber visto lo que vi. La ignorancia es dicha. No quiero saber cosas que no sirven para nada. Que no ME sirven para nada más que para aislarme de la gente y de todo aquello que me gustaría hallar.
No me gusta ir haciéndome viejo a lo bruto, sin saber qué soy, qué estoy haciendo, adónde voy.
No me gustan las cosas que pienso, que estoy escribiendo. No me gusto yo cuando estoy así, de esta manera.
No me gusto yo.

Posted in El mismo verso, Lo siento, Shéneral with tags , , on 3 noviembre, 2015 by nene

image

invento
pequeñeces cotidianas.
me rasco las pulgas del dolor.
visito amigos, voy de compras,
juego con el perro.
trato de seguir al menos
siendo yo.
cuento los pasos que
me separan de tu casa.
me pregunto si alguna vez
me animaré a llegar.
siento rabia, me mastico
los dedos y las uñas.
intento por lo menos intentar.
podría envejecer así,
sin sobresaltos.
podría aprender a respirar
hondo, para tragar las culpas
y ahogar los llantos.

eso.
podría aprender a respirar.

invento
pequeñeces cotidianas.
me lamo las heridas del adiós.
este cuento pasajero
todavía va conmigo,
esta cicatriz no queda
en la próxima estación.

y una pregunta

Posted in Shéneral on 20 junio, 2015 by nene

mujer

decíme:
cuando decís -“hijo de
la remil puta”-
cuando nosotros dos
cogemos;
¿es que sí me odiás
o estás disfrutando?
porque
te tengo que decir
que me siento un tanto extraño,
que siento que no soy de acá,
que no pertenezco a este barrio.
quiero decir;
me siento tonto
cuando no sé diferenciar
el goce mismo
del estar puteando.
de verdad,
me siento un tarado.
igual, me encanta
la expresión de tu jeta
cuando gritás así,
puteando.
me calienta mal.
me deja recontra al palo.

(aunque no sé
si eso estará mal).

*************

Posted in Shéneral on 12 junio, 2015 by nene

ataud

 

yo ya sé que
ya estoy muerto.
yo ya sé que,
en tu filosofía
barrial, tanguera
de mujer forjada
a golpe y cachetazo
has decretado
que yo no existo más
en tus recuerdos.

eso.

que
filosóficamente,
soy un muerto que se enuncia
a sí mismo por placer,
por dolor, por angustia
o por miedo.

todo bien, flaquita;
conociéndome,
sabés que me la banco
dos paquetes,
a la muerte filosófica.
conociéndome,
sabés que me calienta
un pedo.

todo liso, nena,
pero a mí no me dijeron
pero a mí no me enseñaron
cómo hacer para olvidar.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 218 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: