“Arreador de ausencias, voy andando,
nadie sabe donde iré.
Nadie sabe, nuca supo,
el que busca y siempre da…”
(Hugo De Sanctis – Jorge Berchesi)

 

Ya anduve descalzo, ¿ves mis pies?
caminando nuevamente,
bajo árboles desnudos del otoño,
sintiendo cada paso;
ya escuché las voces dentro mío,
los íntimos presagios,
ya hice caso a mi intuición,
ya dejé atrás las lágrimas,
y esa hermosa sensación
de precisarte demasiado;
ya dejé atrás toda la risa también
y por qué no,
dejé atrás también lo que jamás había dejado.
Esperé hasta el último minuto la llovizna,
gotas de sal para cubrir el último llanto,
el último adiós que nos dijimos sin decir,
sin siquiera mencionarlo;
salí a sentirme vivo una vez más
a visitar aquellos sitios
por los cuales nunca había andado;
no pensé en esconderme de la gente,
como hice siempre,
saludé a mujeres viejas en batones y pantuflas
y ensayé alguna sonrisita
a las vecinas de este nuevo barrio;
me sentí un nene
descubriendo alguna que otra cosa
y llegué a ese bar cercano
(cuándo no)
que siempre quise conocer,
al que nunca había entrado
y una vez más llené mi vaso a la salud
de las cosas que nunca viviremos,
que nunca podrán ser,
que nunca nos daremos
hasta que un día, y sin saber
yo deje de quererte,
vos dejes de soñarme
y aprendamos a olvidarnos.

6 comentarios to “Sí”

  1. Que lindo que escribis!
    Hace unos dias te encontre y te lei un poquito nomas, y busque una poesia que me escribiste hace mucho y la puse en mi espacio, pero sin querer plagiarte ni nada y si me dejas te linkeo, si no me dejas, no.
    Besos
    Recuperate, esos males pasan por el capochon.
    Despacio deja de pensar, vas a ver que bien se siente.

  2. Ah y otra cosita, boys DO cry.

  3. Siempre tenés la capacidad (lo digo por vez número 1.458.766) de contar un pedazo de mi vida… será que a todos no pasa mas o menos lo mismo?
    Abrazo che.
    Maria: boys DO cry, pero casi siempre cuando nadie nos ve.
    beso para vos

  4. María: Qué alegría…! (me salió en verso, je.).
    Pasé por tu blog. Y me gustó mucho. Obvio que me podés linkear!
    Y la verdad…sí, a veces es mejor esperar que venga el día, a pesar de ya no querer esperarlo más y querer bajar los brazos y querer dejarse a uno mismo librado al olvido.
    ‘Trepen a los techos, ya llega la aurora…’, dice una canción que no suele escuchar ‘la gente del palo’ (merci beaucoup, Luisito Spinetta…!).
    Es así; mejor aprender a ver las luces, no?
    Muchas gracias por pasarte. Espero leerte seguido.
    Mil besos para vos.

    El Mauri: Será, Mauri, que los dolores son más o menos iguales cuando nos agarran desprevenidos y sin buscapina, no?
    Tenés razón: Boys Do Cry, pero a escondidas, cuando nadie puede vernos. Aunque últimamente ando medio maricón, tengo la lágrima fácil.
    Ah, estos tiempos extraños…!
    Un abrazo fuerte, chango.

  5. muchasmiradas Says:

    nene escribis muy bien y lo sabes…solo una crítica y no se si constructiva¿?…porque tanto dolor?…tanta tristeza?…en la vida hay cosas hermosas… pero hay que descubrirlas…ya te lo dije en otro comentario…no te quedes con lo negativo…(seré muy positiva yo???).

  6. muchas…: Y…no sé, pero no creo que sea de lamento lo que escribí arriba. Habla de dejar etapas atrás sin odios ni rencores y de comenzar otras nuevas, con todos los miedos que eso conlleva, no?
    De todos modos, no te apures, que no siempre que alguien escribe habla de sí mismo.
    O a lo mejor sí.
    Besos, gracias por pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: