Bien se lame


eduardomateo

 

Cuenta la leyenda que, años atrás, alguien caminaba entre las mesas del Sorocabana (un café -boliche- montevideano) y se chocó contra Mateo, que venía bastante apurado. Del impacto, Mateo quedó mirando en sentido contrario al que venía. Pero Mateo, en vez de darse vuelta y corregir el camino, siguió caminando por donde había venido como si no hubiera pasado absolutamente nada.

Si esta anécdota es tal cual la contaron, no me queda absolutamente nada por comprender acerca de la locura, el grado de cuelgue, el nivel de distancia con la realidad que manejaba este personaje admirado por la mayoría de los músicos uruguayos y argentinos de la escena de la época.
Eduardo Mateo, injustamente pasado de largo por la mayoría de las discográficas de su país, llegó a grabar sólo algunos discos como solista, a pesar de la inmensa calidad y cantidad de sus canciones; gran parte de su obra es en colaboración, ya con el Negro Rubén Rada (El Kinto), ya con Jorge Trasante o Fernando Cabrera, hasta hace algunos días, músicos ignorados por mis orejas, pero acerca de los cuales me he prometido investigar todo lo que ‘haiga’ disponible por ahí.
La música de Eduardo Mateo puede llegar a ser inclasificable si no se la siente y se la escucha con la piel negra de los uruguayos del candombe y los pretos brasileros del samba y la bossa nova temprana.
Fusión? En dónde comienza la fusión en la música de Eduardo Mateo?
Las letras parecen ser juegos vocales, parece no importar puntualmente lo que se dice, sino cómo se dice; algo así como el Prímital que por estos días propone Santi Ibarretxe , pero con significado, con sentido.
Las notas son de bossa nova, bien de la escuela de Jobim, aunque tocadas con el rasguido rápido de lo uruguayo, del candombe rioplatense (no por nada Mateo tocó con el Negro Rada!).
Pero fusión? Las notas de bossa nova a veces se alternan con bruta mayor o menor limpita; otras veces, los rasguidos rápidos se convierten en el suave pulsar de las cuerdas de la música brasilera.
Y las letras son de otro planeta. No dicen, pero dicen mucho a la vez.
Hoy me puse a escuchar “Mateo solo bien se lame” (1972) por enésima vez y me vino a la mente el disco “The Madcap Laugh”, de Syd Barrett.
Por qué? Porque si bien eran diferentes grados de locura (Mateo, siempre colgado y Syd Barret ya de regreso de cualquier galaxia), parece que a propósito se dejaron los registros de las voces que marcan la entrada: En “Mateo solo…” se pueden escuchar claritos los marcados, por ejemplo en “De nosotros dos”: “1, 2, 1, 2, 3, 4…” al entrar y un “Pah, qué lance…” después de la pifiada o un “Voy: 1,2,3,4…” una parada por un gallo en la garganta y luego un “Taquelo…” al pisar mal una cuerda en “La Chola”.
En “The Madcap Laugh” se lo escucha a Syd Barrett hacer lo mismo: “I’ll try again…I’ll try again”, propone en “Feel” o se queda callado luego de la pifiada vocal en “If it’s In You”. Hasta se escucha cómo da vuelta una hoja para seguir leyendo la canción que está grabando!

Pienso que la similitud entre estos dos monstruos, el inglés que conozco desde “The Piper at the gate of dawn” y el enorme uruguayo que conocí hace dos días y ya no pude dejar de escuchar, reside en la simple cuestión que ninguno de sus discos solistas requiere de demasiada “prolijidad” de grabación: El misterio está escondido en la música, y en la forma que tiene cada canción de transportarte hasta el infinito.
Eduardo Mateo, sin embargo, no sólo dejó su impronta en la música toda de Uruguay; toda su vida fue una performance contínua, como juglar, haciendo música con el negro rada ¡caminando por la calle!; como músico irascible, puteando a Mandrake Wolf (de Los Terapeutas) por no haber aprendido un coro luego de una sola escucha; como un “enfant terrible” (-Por la Pepsi!-, dicen que gritó en un recital auspiciado por Coca-cola); como un tremendo guacho de bromas mas o menos pesadas.
Eduardo Mateo fue eso: Un tipo que se dedicó a vivir POR la música y no DE la música, un tipo que no tenía parámetros de lo que significaba el dinero, siempre viviendo de prestado, siempre colgado de marihuana, siempre enfrentando al sistema policial.
Ahí hay una pizquita de paralelo también con la historia de nuestro Tanguito Iglesias, siempre tan perseguido, siempre tan encanado por su adicción; aunque Tango creo, no estuvo ni ahí a la altura de lo grande que estoy escuchando en este mismísimo instante que fue Mateo.
Eduardo Mateo, quebrado finalmente por las adicciones y por un cáncer fulminante, murió el 16 de Mayo de 1990.
Y se fue cambiando cabezas y orejas, dejando un legado musical que nadie supo comprender y del cual el mismísimo “Patrón” Jaime Roos explicó:

“Pero en Uruguay todavía no se dieron cuenta de lo que es Mateo. La gran anomalía, no solo a nivel uruguayo sino a nivel mundial. Es un genio. En Uruguay habría que darle la medalla de honor a Mateo, si fuera como en Inglaterra la medalla a no se qué: se la dieron a los Beatles por servicios prestados a la nación”

Va audio “youtubeado” de “De Nosotros dos”

Escuchá!!!

Anuncios

5 comentarios to “Bien se lame”

  1. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  2. Cómo me gusta leerte cuando escribís sobre música, me contagiás el entusiasmo! y qué bueno saber de estos personajes inclasificables.

  3. Walt: Gracias, Walt. Encontré el disco de Mateo de casualidad. Ya había leido acerca de su tortuosa vida en “El Musiquero” y no le dí mayor importancia.
    Hace un par de días encontré una nota en la que Jaime Roos y otros musicazos de Uruguay daban su visión acerca de un tipo que era un extraterrestre…y me decidí a escucharlo.
    Y me sorprendió. por ternura, por calidad y calidez…y sobre todo por locura.
    Gracias por compartir mi entusiasmo.

  4. A mi tambien me gusta encontrar una sugerencia musical por aqui

    Me sumo al entusiasmo

  5. Alessis: Pero qué sorpresa, che…! Qué bueno que vuelvas!!
    Y sí; habría que volver al dealing de música….no sé, alguien va a tener que tirar la primera piedra.
    Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: