la dignidad


winnie-pooh

la dignidad es cosa seria:
se trata de evitar
caer en la trampa de sentirte
más audaz, inteligente
porque lográs llevarte sin pagar
dos o tres papitas en la verdulería;
una frutilla por acá, dos uvitas por allá
y ya hacés la diferencia,
ya sos un pillo bárbaro,
ya sos sos pelé, sos maradona
gambeteando la mirada
del dueño, que ya sabe que sos vos
y que sos tan poca cosa
que ni vales el esfuerzo de un escándalo,
y ni siquiera valés una puteada.
la dignidad es cosa seria:
es evitar llevarte a casa
las resmas de papel
que te han dado en el laburo,
las lapiceras, los clips y las banditas,
chucherías, boludeces, cositas de nada;
evitar ser el más vivo,
dejar de ser el administrativo
que se la banca y se la gasta
mientras el sueldo de miseria
ése, el mismo que ya no sabés cómo pelear
te aprieta y te da masa,
una vez, otra vez contra las cuerdas,
mientras rogás llegar a fin de mes,
mientras crédito tras crédito
se evapora tu confianza,
mientras ves la cosa empalidecer,
mintras rogás que alcance y no te alcanza.
la dignidad es cosa seria:
es ser un poco gil,
un poco pelotudo.
decir, por ejemplo
que de nada vale la fruta y la verdura,
que no te sirven para nada
dos resmas de papel
cuatro o cinco lapiceras
o una cajita de bandas elásticas
y que a veces la historia pasa más
por cómo te plantás a aquellas cosas
que te cagan y te amargan
y las dejás venir y terminás por esquivarlas
mientras todos los demás
corren “the big prize” ,
el cuadrito ahí, en la entrada,
esos empleados del mes berretas
de sacos y corbatas
y mate con traviatas,
de cerveza con maní en el after hour
y todo un mes sin almorzar como dios manda.

Anuncios

8 comentarios to “la dignidad”

  1. Es tan cierto eso…
    “la dignidad es cosa seria:
    es evitar llevarte a casa
    las resmas de papel
    que te han dado en el laburo,
    las lapiceras, los clips y las banditas,
    chucherías, boludeces, cositas de nada;
    evitar ser el más vivo”
    Lamentablemente veo este tipo de accionar en mis compañeros de laburo muy a menudo, y me dan pena.
    Te leo como siempre, aunque no siempre deje comments.
    Y como siempre… me encanta esa manera que tenes de escribir de tan visceral.
    Abrazoooooooooo y besoooooooooo!

  2. Me hace acordar a un tango…ciertas frases, digo.

    A veces, algunos, no pueden llevarse más que chucherías…Si pudieran tomarían(robarían) más…

    Besos… 😀

  3. Fantástico! me dan ganas de continuar la lista del chucherileo:

    Las viejas que arrancan los plantines de pensamientos en la plaza (y que a veces se afanan las flores del cementerio para las tumbas de sus difuntos).

    Los que cambian sus lamparitas quemadas, por las nuevas del palier del edificio que habitan (o uno ajeno al que van de visita).

    El que en el quiosco se levanta dos diarios y paga uno aprovechando la distracción (¿para qué querrá dos ejemplares iguales? ¿para no gastar en papel higiénico?).

    Los que se llevan sobrecitos de azúcar, servilletas, ceniceros y cucharitas de los bares.

    Las que en el baño de sus amigas, se roban las muestritas de perfume trucho, que a su vez habían sido robadas del baño de otra amiga.

  4. Estrellina: Son los mismos que agachan la cabeza cuando se los empoman con sueldos de miseria y no dicen nada y van al saladero sin chistar. Esos son los vivos criollos.
    Un beso. Gracias por pasar.

    Muchas…: No esta clase de personas. Estas personas menudean, roban cosas chiquitas, y así hacen “la gran diferencia”.
    Beso, che.

    Walt:
    – Los que se roban los ceniceros de los taxis.
    – Los que rompen las antenas o las marcas de los autos para llevarse un souvenir.
    – Las que esconden en la cartera los vasos de los tragos en la disco.
    – Los que se llevan cuarenta folletos, “uno para cada uno”.
    – Las toallas de los hoteles.
    – Los conos señalizadores de obras en la ruta! (lo he visto)
    – Los vasitos de plástico de los dispensers de café. (hay algunos que se roban hasta los removedores. para qué? no sé)
    …la lista no tiene fin.

    Abrazo!

  5. Nene: uno lo comenta y parece una tontería, pero en estas minucias está el gen del latrocinio, la mezquindad y la incivilidad (si es que esta palabra existe).

  6. “el ser humano tiene la obligación moral de desaparecer”, te dije en otro post.
    El “ser nacional” también la tiene, qué querés que te diga…
    Abrazo!

  7. sí, es una mierda, pero siempre te lo podés tomar con soda.

    Abrazo!

    BTW, muy bueno.

  8. …o cagárteles de risa en la jeta. hace poco le dije a un compañero, justamente la palabra con la que comienza esto: “Hay que ser digno”.
    Y desistió de su pequeño hurto.
    Gracias, che…abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: