Acerca de las onomatopeyas


chiber

-“Máquina 9, al fondo”- fue la orden, seca, sin el más mínimo rastro de emoción, de la pibita que atendía el ciber en donde me metí esta tarde.

Cuando andás al pedo en algún lugar porque tenés un par de horas sánguche entre una actividad y otra, te quedan tres opciones: O te volvés a tu casa, si es que andás cerca, o te metés en un bar a tomarte un par de cafés, o directamente entrás en un ciber que no tenga demasiado “olor adolescente” a chequear mails, actualizar el blog (en mi caso), o chusmear a cuánto está cotizando la vida en bolsa.
Hoy andaba lejos de casa, por lo que la primera opción no entraba ni a ganchos en mis planes, y en el barrio en el que estaba, la mayoría de los bares abre de 8 de la noche en adelante, por lo que busqué un ciber (me costó encontrarlo, por cierto) y me metí a ver qué onda con el planeta virtual.
El lugar no estaba feo, las máquinas estaban limpitas y andaban bien; hasta había un viejito como de 80 utilizando el chat, por lo que pensé que estaba bien elegida la posta de descanso y esparcimiento.
Cero drama. Cero pendejo de secundaria con olor a transpiración impregnado en la ropa.
Cero gritos. Paz y calma.
Abrieron la sesión y comencé a navegar por la web, tranqui, pensando en que tenía hora y media para boludear, interesarme por algún artículo que jamás compraré en Mercado Libre y, de paso cañazo, fijarme a cuánto está la guitarra que quiero alcanzar (me afanaron la mía en diciembre. un buen regalo de navidad).
Y todos en paz; se escuchaban algunos soniditos típicos de chat que recibe mensajes o esas boludeces que te hacen temblar la pantalla y que tanto aborrezco, cuando de repente…

-“Porque haanndyasfsy tú, güera; siudfydfahsfdyurtjaaaaaaa…y mi carro; qué bien quedas en él, iygsduysaudyftjhgfsajdhr…aghusggfksduiutikjlkhjl!!!!!!”-

Me di vuelta. Era un nene de unos 15 ó 16 años, con los auriculares puestos y viendo/escuchando un video musical por you tube.
Alcancé a leer Vico-C en el título.
Quiero decir, a Vico-C lo juno sólo por el nombre, su música jamás la oí y ni siquiera sé qué es lo que hace o canta, pero…y los sonidos que emitía este chico? Estaba teniendo un ataque de epilepsia y nadie se daba cuenta?
Creo que miré al viejito que chateaba un par de veces, tratando de que al menos él me diera una explicación, o me dijera “la juventud está perdida”, pero sólo meneó la cabeza, como negando la situación, y volvió a reconcentrarse en su pantalla.
Y de los demás, nadie se dió vuelta o dijo nada.

_”…y tus piernas gutgkdioguyayhgsduio….!!! y me excito de sólo asjdhfiughsfugñpiuga….!”- seguía el pendejito.

Hice el amague de preguntarle qué era lo que le pasaba pero como ya alguna vez me dijeron “qué carajo te meté, vo” no tengo una mierda de ganas de andar haciéndome el buen samaritano, por lo que me quedé mirándolo un rato y después huí despavorido.

-“Quince minutos. Son cuarenta…”-empezó a decir la minita que atendía, pero no la dejé terminar. Puse un peso sobre el mostrador y salí desubicado, medio en orsay.
Ya en la calle me puse a pensarlo bien, y sinceramente, no creo que las letras del tal Vico-C se basen en las onomatopeyas, aunque con ése nombre, tampoco me parece que el tipo sea un dechado de virtudes musicales o compositivas.
-“La culpa es del pendejo…él destruyó la canción”- sentencié finalmente, sin hablar, frunciendo los labios y asintiendo, estirando el cuello hacia afuera un par de veces.
Creo que una vieja se me quedó mirando mientras iba pasando.
Y debe haber pensado lo mismo que yo pensé del pendejito que había quedado allá, en el ciber.

No hay caso. Me debo estar volviendo viejo.
O los cibers se están llenando de gente extraña, por lo menos.
Por lo menos.

16 comentarios to “Acerca de las onomatopeyas”

  1. El no destruyó la canción. El no tiene la culpa. Y nunca me vino tan bien esta frase para comentar:
    “Uno es uno y sus circunstancias”. Tu adolescencia fue distinta a la de ese pibe, históricamente y en basé al entorno que te crío. Capaz ese chico nunca se detuvo a pensar. Pero OJALÁ algún día lo haga.
    También es cierto que dee adolescente ( y porque no de grande), se hacen muchas estupideces. Capaz ese pibe cambie(Ojalá)!

  2. hola!!!
    bueno firmo poque me gusto tu imagen del dragoncito/dinosaurio/monstruito de que un blog se alimenta de tus comentarios. asi que funco.
    a ver si entro mas seguido. te he visto en varios blogs!!
    en este caso, llegue por acuarelas. jo- no se.

    y si. eso de lo s cybers es cierto jaja. pro bueno. no es una realidad que yo viva el “estar lejos de casa”
    en mi pekeña ciudad lo mas lejos que puedo estar de casa son 30 cuadras. y siempre arriba de la moto jajaja

    excepto cuando los (ineptos iba a decir, pero tal vez sea culpa de la crisis el hecho de que no tengan personal. total, todo es culpa de la crisis)….. me dejaron sin telefono 3 semanas. ensima el vecino que compartia internet dijo cchau… y se llevo la mitad de la boleta que aliviaba ( a la crisis) y el switch con el. una perdida total.

    y ademas, tener que ir a un cyber.

    besos🙂

  3. Jajajajajaja…!!!!Me pasó muchas veces, al lado mío un adolescente cantando una serie de sílabas sin sentido.
    Besos!

  4. Virgi: Yo creo que tiene que ver más con la falta de pudor. Yo ni ahora ni de nene me hubiera puesto a cantar ¡ni en pedo! delante de extraños…y menos si no conozco la letra, como hizo este pibe…!
    No sé si tenía educación o no, lo que sí, es que pasó muchísima vergüenza. Al menos conmigo. Aunque yo no sea parámetro de nada ni de nadie.
    Beso!

    Cami: Che, qué bueno que te pases, Cami…cuando gustes!
    Un bajón lo del teléfono, pero qué va`cé. Somos argentinos, estamos hechos para esperar y sufrir.
    Beso, y gracias por pasar. Bienvenida!

    Muchasmiradas: Y no te dieron ganas de llamar una ambulancia como a mí? La juventud está podrida, no hay duda, jajajaja!
    Beso!

  5. También estoy viejo porque no aguanto que en los colectivos viajen con sus celulares sin auriculares y obliguen a escuchar sus cacofónicas mierdas a todo el pasaje.

  6. Walt: Cacofonía? Duvido.
    Tengo un compañero que, arriesgando el pellejo, obligó a un muchacho a apagar el celular desde donde salía la “¿música?” del ensordecedor Carlitos “Mona” Jiménez.
    Y ocurrió en un colectivo.
    Abrazo!

  7. Una vez me sumé a un escándalo que armó una mina en un bondi que iba hasta las manos de gente con cinco pendejos que escuchaban chistes muuuuy subidos de tono. Me salió el docente represor porque lo que estaban haciendo era de un desubique magistral.

  8. es que ya no tienen freno, estos chicos de ahora…no hay caso; nos estamos volviendo viejos y chotos…
    abrazo!

  9. na, nada de ‘viejos’ y ‘chotos’, hay que decirles a los boludazos que tengan un mínimo de respeto al prójimo! después de todo yo trato de no cagarme en ellos… o sí?

    Abrazos!

  10. jajajaj!! por eso festejé lo de mi compañero que hizo apagar el celular a este pibito en el bondi.
    “qué se piensa que me tengo que fumar su música de mierda, el culiado…” me dijo después mi compañero, con voz de camionero con neumonía.
    Y yo que no entendía nada, pues mi compañero de laburo es gay…
    Se ve que lo sacaron ese día…

  11. Es lo que digo, si al menos fueran escuchando Britney o Madonna…

  12. …o a Liliana Felipe!

  13. Sería fantástico!

    Cuando, cuando cumpla los ochenta,
    me pondré calzones rojos, y sandalias satinadas
    y saldré por las iglesias a reirme de las mochas
    a escupirles el mandado cuando,cuando,cuando

    Cuando cumpla los ochenta y me robe las limosnas,
    de la iglesia de la esquina y me tire al monaguillo,
    en mitad del evangelio,y que venga a nos tu reino
    venga, venga ,venga

    Si será mi herencia unos calzones rojos
    un montón de santos rotos y el condón del monaguillo
    Sí, seré una vieja loca, vieja escupe curas,
    vieja puta, desalmada, vieja, pero, pero, pero….

  14. Jajajajja! Confieso no haber escuchado nunca a Liliana, pero ya su historia de vida me impactó. Tengo en el ‘debe’ un disco de Liliana entonces.
    Abrazo!

  15. Todos los años, viene y ofrece un recital a beneficio de agrupaciones que laburan por los derechos humanos. La escuché por primera vez en el 990 cuando era un bar clandestino, tenía otro nombre y se entraba por el callejón de abajo (¿mediados de los 90?).
    En ese lugar siempre se veía gente rara, me acuerdo de un tipo que hacía música con una amoladora.

  16. Sí, la calle alvear arriba y sus alrededores fue un buen circuito cuando en Córdoba todo era muy under.
    Ahí ví a unos prácticamente desconocidos Bersuit Vergarabat, a Willy Crook (también en el 990 -es el pub de calle Los Andes verdad?-) y tantos otros…
    Después llegó la masividad y la gente de mierda, la violencia, los malos dealers y las nenitas de 14 años que se ofrecían a viejos en autos caros.
    Una lástima cómo se arruinó la zona, pero en los 90as, en esa zona se foguearon una buena parte de los músicos que hoy ya tienen una carrera consagrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: