las debilidades


hay que entender a los chicos de hoy. hay que entender su lenguaje, sus modos, su viveza. hay que darse cuenta de que los chicos de hoy carecen de dureza. que los chicos de hoy son como más blandos que lo que fuimos los que ahora vamos directo hacia tacuarembó town. no se arriesgan. no se juegan. los chicos de hoy ni ponen el cuerpo, ni usan la cabeza. los chicos de hoy, parece, tienen miedo a tropezar.
pero son guerreros! ellos, por ejemplo, cantan canciones y consignas contra la policía! aunque después no vayas a ver a nadie, a ninguno de estos chicos jodiendo realmente a un policía. no ponen el pecho a los peligros. los esquivan. los chicos de hoy quieren vivir entre algodones. los chicos de hoy sólo quieren levitar.
los chicos de hoy se revientan la cabeza y los instintos, tomando los venenos que les da algún idiota salido de un mal cuento de cohelo y compañía. los chicos de hoy se creen la pavada que el mismísimo cohelo les contó de el alquimista. ninguno de ellos puede conseguirse realmente buenas drogas. por dios! si los chicos de hoy creen que es droga el polvo inútil que les vende algún tarado en la belgrano, a la altura del mercado de las pulgas, o en cualquier otro lugar!
hoy he estado en un bar, tomándome las horas, mirando a los chicos moverse. mirando a los chicos cantar. y por dios que no ví nada. es decir; adónde está esa energía que tendría que encender, apenas se va el día, apenas es de noche, las luces de toda una ciudad? adónde están los gritos, feroces como el siglo que les ha tocado transitar? nada los estimula. y nada los conforma. no han entendido nada. los chicos de hoy no han captado ni una mierda. ellos no quieren cambios. no necesitan cambios. no los quieren. los chicos no patean el tablero demente de la vida, intentando generar algunos cambios de verdad.
ellos prefieren el shopping.
y comprarvendercomprar.
por eso digo; hay que entender a los chicos de hoy. hay que entender su lenguaje, sus trampas, su modo de actuar. hay que entender sus reglas, sus consignas tan extremas de hacer revoluciones aquí y allá, aunque sin desbordar a la autoridad.
hay que entender sus miedos.
hay que contenerlos. pero por dios! hay algo más cobarde que “necesitar ser contenido” o “que entiendan tu ansiedad”?
esos son los chicos de hoy. los valientes chicos de hoy. inteligencia acumulada, elevada a la enésima potencia. energía acumulada por dos décadas.
las oportunidades que se pierden. y que ya no vuelven más.

2 comentarios to “las debilidades”

  1. Bueno nene, qué tema!
    Para empezar no creo que sea cobarde “necesitar ser contenido” o “que entiendan tu ansiedad” creo por sobre todas las cosas que es lo más humano que hay, y si lo podemos pedir, solicitar, gritar patalear, mejor. ya… que estamos hartos de hacernos los machos, las hembras arrolladoras, que la vida es mucho más que estereotipos que venimos repitiendo por los siglos de los siglos… junto con los arte-tipos…
    Los chicos de hoy, saben que quieren vivir bien, aunque se equivoquen en el modo, en el sendero, ellos quieren vivir bien y no son como éramos nosotros, figuritas calcadas que terminábamos por repetir lo que con tinta labial o sin ella nos torturaban al crecer.
    Es verdad están medios desorientados, pero acaso no lo estamos nosotros?
    Nene puedo asegurarte porque tengo un hijo adolescente y otro un poco más mayor, que saben lo que quieren y cómo lo quieren, y han aprendido mejor que muchos de nos, que no podés esperar que otro te lo dé. No quieren autoridades embalsamadas, caripintadas, camufladas y quizás por ello anden así un poco aturdidos, perdidos y aferrándose a lo que cualquier imbécil abusador y avaro le pueda vender.
    Al fin y al cabo ellos son lo que les dejamos nosotros “supuestamente” adultos, con altos ideales y la mar en coche
    He dicho y me voy, no sin antes agradecerte que hayas enviado ese mail, para volver por aquí, que por cierto me divierte mucho leer
    Saludos

  2. Mmm…nop. No me refiero a “esa” porción de adolescentes que no viven pendientes de estupideces que hasta nosotros mismos consumimos.
    Es verdad; hay pibes que la tienen muchísimo más clara que nosotros en ese temible asunto de demostrar sentimientos o decir “te quiero”, o llorar cuando les duele el alma o el cuero.
    Hay un montón que no se dejan arrastrar.
    Yo me refiero a esa otra gran parte, la de las estupiudeces de mc donalds, la de los (justamente) machismos y feminismos “porque”, los del buen vestir, los de los sábados a la noche, los del actuar y estar constantemente en pose.
    A esos justamente me refiero. Esos son los que me ha tocado ver.
    Saludos. Y un abrazo grande. Gracias por volver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: