Archivo para cielo invertido

Brel

Posted in El mismo verso, Lo siento, Otras cosas with tags , , on 26 diciembre, 2015 by nene

espacio-vacio

quisiera sacudir de mi cabeza
el recuerdo de cierta muchacha
que ya no me nombra.
quisiera al menos
haber podido ser su sombra,
la de su mano, la de su gato,
la sombra de su sombra,
la de Jacques Brel,
la que, desesperado, pidió ser
en la canción de esa muchacha
que ya no lo nombraba.
quisiera otro lugar, otro momento
y el tiempo deslizándose lento,
casi quieto.

y su perdón.

quisiera verla, alguna vez
en el instante mismo
en que vuelvo de mis sueños.

pero no.

entonces quiero sacudir de mi cabeza
el recuerdo de esa muchacha
que ya no me nombra.
si ya no puedo ser su sombra
ni la sombra de Jacques Brel,

quisiera entonces olvidar.

Anuncios

Posted in El mismo verso, Lo siento, Shéneral with tags , , on 3 noviembre, 2015 by nene

image

invento
pequeñeces cotidianas.
me rasco las pulgas del dolor.
visito amigos, voy de compras,
juego con el perro.
trato de seguir al menos
siendo yo.
cuento los pasos que
me separan de tu casa.
me pregunto si alguna vez
me animaré a llegar.
siento rabia, me mastico
los dedos y las uñas.
intento por lo menos intentar.
podría envejecer así,
sin sobresaltos.
podría aprender a respirar
hondo, para tragar las culpas
y ahogar los llantos.

eso.
podría aprender a respirar.

invento
pequeñeces cotidianas.
me lamo las heridas del adiós.
este cuento pasajero
todavía va conmigo,
esta cicatriz no queda
en la próxima estación.

ingenuidad

Posted in Shéneral with tags , , , , , on 8 junio, 2015 by nene

11107731_10206709785723079_4758588796195045270_n

pero,
mirá que sos jodida
vos y tus ambiciones,
que cuando estás en casa
en esas raras, memorables
y fugaces apariciones,
te tomás un par de mates,
me dejás todo
hecho un quilombo
y me decís
“ya me estoy yendo, grone”
y
“qué bueno que seamos
así, amigotes”
y te me mandás a mudar.
y yo,
que he sabido ser
la gloria del 10,
el embarazo de D10S;
yo, que soy el nene más colgado
el preso más fumeta
dejo todo entreverado,
sucio, desacomodado,
como para imaginar que todavía
no has cruzado esa puerta,
o has ido otra vez
al baño a mear.
pero,
mira que soy jodido, ¿no?,
yo con mis ambiciones
de acariciarte la mejilla,
encerrarme en la vergüenza,
de insultarte por careta
para que me empieces a odiar.
pero miráme qué jodido,
que hasta ahora no te dicho
lo boludo que me siento
si me llego a enamorar.

las otras cosas que no se dicen

Posted in Filosofìa de goma y zapatos veloces, Lo siento, Shéneral with tags , , , on 5 junio, 2015 by nene

espacio-vacio

decíme; ¿en qué pensás cuando te confieso con vergüenza que no tengo puestos boxers ni nada debajo de los pantalones? ¿por qué sonreís con esa cara de hija de mil putas, con cierto toque de lascivia, si sos vos la que pregunta todas esas cosas que a mí me dan mucho pudor y te las digo sólo para que no vuelvas a decirme -“maricón de mierda, con esos comportamientos que provoco no sé cómo reaccionar”- ? ¿y en qué pensás cuando yo te digo “nena” y sonreís diciendo que te gusta que te llame así, porque no tuviste infancia y fue duro madurar? yo te confieso ante el dios que más te guste que me siento really motherfucker cuando logro que vos pongas esas caras; tal vez porque nunca me dí cuenta si alguien más me las hacía y a vos te estaría viendo todo el rato. así que por favor no me preguntes más ciertas boludeces como -“che, yo te caliento?”- cuando sabés que sí, cuando sabés que me súper calentás. además, siempre preguntás cosas como para dejarme en evidencia. y yo, torpe como soy, nunca puedo retrucar. qué se yo; ya te diste cuenta de que me gustan las cosas pequeñitas, las pelotudeces que siempre te sorprenden porque te hacen ser normal, darte cuenta de que sí, de que podés por ejemplo, ir al supermercado a hacer las compras sin estar decidiendo mil quinientos años qué carajo vas a llevar. así que no sé, es esto lo que soy, lo que he hecho con lo que han hecho de mi vida. educación, valores y respeto. puedo mandarlo todo a cagar cuando menos se lo espera. pero el pudor, ciertas vergüenzas, no las puedo manejar.
así que vos verás.
¿a quién le estoy hablando? ¿por qué les grito a las paredes, pidiéndoles que vuelvas?
mierda.
mierda mierda mierda mierda.
no sé cómo continuar.

así

Posted in Shéneral with tags , , , , , on 13 mayo, 2015 by nene

silencio
así,
como existen esas cosas
que carecen de sentido,
o como que juro que hay un dios
que se empeña en poner
ciertos infiernos en mi frente
o a mi alrededor,
yo también esperé lo suficiente
hasta tener un nombre sobre el nombre mío,
un destino sobre el destino mío,
cierta figura de mujer
sobre esto que yo soy.
y a dos pasos de distancia
de la felicidad
(no plena ni absoluta
y llena de mierdas y de dudas,
como cualquier felicidad)
y como siempre,
rompí todo mucho antes de empezar.
hoy me quedan, una a una,
las lágrimas,
el silencio que derramo,
las horas que se han ido,
los días que creí que habían comenzado.
la tristeza, este dolor.

y de nuevo,
todas esas dudas.
y de nuevo,
todo aquello que ya no.

diez de febrero

Posted in Shéneral with tags , , , , , on 10 marzo, 2015 by nene

IMG_20150210_184751886

Amonestados
por el recuerdo reciente de mi
madre
y los adustos gestos en las fotografías de
tan notables parientes
lejanos, mirándonos de cerca,
es que nos hemos puesto a caminar
del brazo con mi padre
por entre tumbas,
en esta tensa paz que nos regala
el cementerio.
Del polvo son los mármoles,
los inexistentes nombres, las inscripciones
en las lápidas,
tanta historia vana
que el tiempo se empeñará en borrar
o, en otras palabras más fugaces
el presente escribirá, violento.
Del polvo es también
toda emoción
y todo pensamiento,
si al fin y al cabo
ha sido sólo un primer paseo
del brazo de mi padre
por la lenta claridad,
el instante,
la zozobra,
el calmo horror
de vidas y vidas observándonos,
mi padre y yo juntos, del brazo,
atravesando la serena desesperación
que nos ha regalado el cementerio.

en cualquier otro lugar

Posted in Shéneral with tags , , , , , , on 17 noviembre, 2014 by nene

boca_del_infierno_ilust1

en el preciso instante
en que te vas desvaneciendo
en mi memoria,
las cosas comienzan a girar
de una manera aún
más caótica
de la que lo hacían
cuando estabas
hundida acá,
en mis sienes.
con la sensación
íntima
de haber mostrado
toda la estupidez
de la que soy capaz
pero
de haber crecido
tanto
como para dejar pasar
sin reclamar
lo mucho que tu nada,
lo poco que tu todo
es que pienso
en esos días en que sí,
en que creía
que todo era ya definitivo,
que todo era más que suficiente.
por eso,
la satisfacción
de saberme en equilibrio.
por eso, las tormentas
dentro mío,
los infiernos dentro mío,
la tortura dentro mío
y la calma
en cualquier otro lugar.

A %d blogueros les gusta esto: