Archivo para cosas

diez de febrero

Posted in Shéneral with tags , , , , , on 10 marzo, 2015 by nene

IMG_20150210_184751886

Amonestados
por el recuerdo reciente de mi
madre
y los adustos gestos en las fotografías de
tan notables parientes
lejanos, mirándonos de cerca,
es que nos hemos puesto a caminar
del brazo con mi padre
por entre tumbas,
en esta tensa paz que nos regala
el cementerio.
Del polvo son los mármoles,
los inexistentes nombres, las inscripciones
en las lápidas,
tanta historia vana
que el tiempo se empeñará en borrar
o, en otras palabras más fugaces
el presente escribirá, violento.
Del polvo es también
toda emoción
y todo pensamiento,
si al fin y al cabo
ha sido sólo un primer paseo
del brazo de mi padre
por la lenta claridad,
el instante,
la zozobra,
el calmo horror
de vidas y vidas observándonos,
mi padre y yo juntos, del brazo,
atravesando la serena desesperación
que nos ha regalado el cementerio.

Anuncios

veintinueve de abril

Posted in El mismo verso, Lo siento with tags , , , , , , on 29 abril, 2014 by nene

AlejandraPizarnik

Hoy cumplirías
otro año,
si estuvieras, Alejandra,
poeta, poetisa;
que el género no importa
si la desintegración.

Hoy cumplirías
otro año
si estuvieras, si la vida
no te hubiera
sido en contra:
todos estos años
contra todos tus fantasmas,
seconal.

Tenías razón,
Alejandra,
poeta, poetisa:
la jaula se ha vuelto
siempre pájaro,
siempre aullido
hasta la muerte.

Y qué hacer
si el miedo
siempre está.

otras cosas

Posted in Lo siento, Otras cosas, Shéneral with tags , , , , on 30 diciembre, 2012 by nene

Sin título

“me gusta ella cuando se ríe y se le forman arruguitas en la cara. ella me gusta también cuando se ríe y se le iluminan los ojitos, y parece que todo lo malo se le borrara de la cabeza y de “la alma”. me gusta cuando me acaricia con el dorso de las manos, y me gusta que tenga esas manías (aunque no muchas, aunque no tantas); me gusta su manía de sacarles las cosas malas a la comida, la paciencia con la que me prepara la comida para que sea sana, me gusta que me cuide las tripas porque algunas veces quiero comerme los residuos (algunos son comestibles!) y me gustó ésa vez que lloró porque yo quise comer un pan quemado y entonces ella lloraba. me gusta cuando me dice qué tengo que leer, porque yo no me acuerdo de leer y entonces se me ha ido ésa gimnasia y prefiero las cosas livianitas, las lecturas no tan pesadas. me gusta que sea “la vieja de lengua” porque me enseña las literaturas y cuando me cuenta que se ha puesto del lado de algunos de sus alumnos de la escuela secundaria. me gusta todo lo que sabe de Borges y de Eco y de todos los demás; me gusta decir “ella es experta en Borges” y que la gente crea que es una mina llena de sarcasmos, con aires de superioridad y de distancia. me gusta que, finalmente cuando la gente la conoce, vea la simpleza de lo que es, la luz que le sale desde adentro y de cómo les hace un aparte a las cosas feas y a las personas de fe mala. me gusta cuando cuida sus cosas, cuando le pone un cuidado especial a la compu, por ejemplo (algunas veces me gustaría explicarle que a las cosas hay que maltratarlas!), me gusta cuando me hace de cenar y que le guste el vino como a mí. me gusta que me confíe cosas de sus cuestiones cotidianas, como imprimirle sus papeles, acompañarla al super, esas cosas chiquititas, esas pavadas. me gusta que siga conmigo aunque yo sea lo que soy (ojalá eso cambie de una vez por todas en alguna vida de mi etapa). me gusta cuando me dice que soy un inseguro y que esté ahí cuando no está y yo estoy siendo inseguro, porque aunque no esté, sigue estando ahí, y me dice que deje de ser tan inseguro y que no mire al piso y que no esconda la cara.
me sigue dando miedo la gente, le diría, pero ahora, cuando me da miedo la gente y ella ya no está, me gusta pensar que ya ya ya está por venir y me quedo un poco más tranquilo. me gusta mucho que me pida que la quiera y que pregunte si la voy a querer para siempre o hasta mañana. me gusta cuando me trata de usted y cuando somos dos y nada más. me gusta que me diga que tengo que hacer algunas cosas sólo porque algunas veces ella no va a estar, o porque son cuestiones las tengo que resolver yo solo sin vueltas ni preámbulos ni nada. me gusta una frase de Haroldo Conti que escribió una vez en la puerta de una casa: “HIC MEUS LOCUS PUGNARE EST, ET HINC NON ME REMOVEBUNT”, porque yo sueño que ésa frase sola ahora es de los dos y de acá no nos mueve nadie ni nada. hay otras cosas, muchas más. pero si ella quiere, podría yo mostrarlas o decirlas sin repetir y sin soplar, que ya no me importa casi nada.”

******

Posted in Shéneral with tags , , , on 22 mayo, 2012 by nene

va sobre la garra,
la cautiva
que se inscribe ahí en la carne
con la velocidad de los halcones,
prodigio en vuelo sus muslos descubiertos
dibujados al carbón en la pizarra
de mi mente.
monto un juego
idiota, de ajedrez,
en donde los colores, que son dos
ya no son más que uno.

firmar la paz. aborrecer la rendición.

en cada encuentro
el combate,
el rojosangre,
la extremaunción.
en cada despedida
las lágrimas,
la calma
y el dolor.

luna de nada

Posted in Shéneral with tags , , , , , on 10 septiembre, 2011 by nene

una luna soñada
en el anverso de las cosas
que van surcando el pecho.
abierto,
un océano de cosas
que podrían haber sido
y que no son
sino las dudas
y los miedos.

lo que nos devora?
ya no sé.
yo ya no siento.

mientras tanto,
lejos de áquí,
dentro de mí,
el resultado de todo
pensamiento muerto,
de todo lo que duele
y que no sé si es cierto.
una luna soñada
en el anverso de su pecho,
en el anverso de las cosas
que atraviesan toda duda,
todo miedo.
y en su vientre
las gotas de la nada
porque yo,
yo ya no estoy.

…and help me to end the day.

Posted in El mismo verso, Filosofìa de goma y zapatos veloces, Lo siento, Otras cosas, Shéneral with tags , , , , on 6 agosto, 2011 by nene

ey ey ey!
desacralizad a vuestros padres, ja!

invítenlos a un vino! déjenlos ver el fulbo con ustedes!
y si se van, no derramen una lágrima!
la suma de los miedos, y todos los deseos
que no van a cumplirse
vienen de ahí,
vienen de ellos.
entonces,
invítenlos a un vino
blanco. chardonnay.
y cuando suban al próximo micro,
o a un avión,
o al ferry que se ve flotando a la deriva,
allá en el puerto
no viertan puta lágrima.
ellos entenderán que los adioses
son mejores,
impecables,
más hermosos,
más brillantes
si no tienen ni una mancha de nostalgia.
cortos. efectivos.
abrazo y: “buen regreso a casa”.
y si queda algo que decir,
es porque no debió ser
nunca dicho.
un vino y un adiós.
y de regalo, un par de discos.
y entender que “te quiero”
a veces es mejor decirlo sin decirlo.
con el alma.
sin palabras.

***

Posted in El mismo verso, Lo siento, Otras cosas, Shéneral with tags , , , , on 17 julio, 2011 by nene

yo, la química,
las magias que se encienden,
las bocas que se abren,
las lenguas y el sudor,
el semen sobre el vientre:
la sensación
de ser y ya no estar.

frente a mi espejo,
vos.

qué es lo que tenemos
el uno sin el otro
que siempre comenzamos
a regresar a regresar
a regresar?

A %d blogueros les gusta esto: